Por un exitoso 2014

Por un exitoso 2014

Si es cierto lo de “nuestro pasado nos condena”, espero que la condena para el 2014 sea el fruto de lo sembrado en el pasado, y cuando me refiero al “fruto” lo digo desde el lado positivo y constructivo; de lo demás se encargan los políticos.

No voy hacer un resumen ni una evaluación anual de lo que pasó por mis manos y en Magazine por dos razones fundamentales; 1. no tengo memoria. Suelo decir a menudo que no recuerdo lo que desayuné, y suele ser bastante cierto; y 2. mi ansiedad me hace incapaz de generar un post elaborado y programado, con una serie de información que me llevaría alguna que otra taquicardia. Prefiero la espontaneidad del momento, sentarme, escribir y dejarme llevar por el momento. Muchos de los que me conocen seguramente se estarán riendo, y si, es eso.

Para este año desearía ver más progresos en la adaptación de las grandes ciudades para el uso de la bicicleta urbana y fundamentalmente la aceptación de los demás; el ciclista urbano no es un problema, es la solución a un problema. El diseño y desarrollo de nuevos modelos para todos los gustos y necesidades es una tendencia en alza y seguro que irá a más y con que nos deslumbrarán.

Otro mundo fascinante e infinito es el de las aplicaciones para smartphone. Este año vimos apps para infinidad de usos y esto espero que no acabe, que no sea una burbuja, todavía hay mucho por investigar y los smartphone tienen mucho potencial, más allá de explotar caramelitos o para atrofiarnos la memoria. Creo que estamos asistiendo a una primera era de esta tecnología y como tal es un poco tosca pero los avances son muy vertiginosos y las apps todavia tienen mucho que decir.

Me sorprenden gratamente la gran popularidad y aceptación que tienen en la red los numerosos sites de crowdfunding como Kickstarter, Indiegogo y muchos otros, que promueven y financian proyectos independientes. Esto hace que muchos nos animemos a dar el gran salto y dejar de una puta vez nuestra zona de confort por muy cómoda que sea y dar rienda suelta a nuestro más alocado e inútil potencial.

El 2014 es inevitable, nos guste o no, llegará tarde o temprano, todo depende de las ansiedades, esperanzas, deseos y frustraciones de cada uno. Estoy muy lejos de querer dar consejos, pero hay algo de lo que estoy convencido y es que este año deseo disfrutarlo. Como responsable de Trecool Magazine les agradezco a todos los lectores por ser lo que son y espero que lo hayan disfrutado tanto como yo.

y força…!

Una respuesta